¡Precio rebajado! RELLENO NÓRDICO GANSO Ver más grande

RELLENO NÓRDICO GANSO

Nuevo

El Relleno Nórdico Ganso garantiza  un descanso suave con capacidad térmica media y gran transpirabilidad. Su composición de plumón cuenta con filamentos más largos que forman miles de cámaras de aire que guardan mejor el calor y permiten una excelente evacuación de la humedad.

Más detalles

59,73 € impuestos incl.

-25%

79,64 € impuestos incl.

El Relleno Nórdico Ganso garantiza  un descanso suave con capacidad térmica media y gran transpirabilidad. Su composición de plumón cuenta con filamentos más largos que forman miles de cámaras de aire que guardan mejor el calor y permiten una excelente evacuación de la humedad.

Tejido exterior de 100% algodón de batista 233 hilos.

Relleno interior 90% de plumón y 10% pluma pequeña con una densidad de 270 g/m2.

Disponible en medidas para cama de 80/90/105/135/140/150/160/180/200.

Aislante ya que posee una excelente capacidad térmica y evaporación de la humedad.

Ligero.

Práctico.

Duradero gracias a su resistencia y fácil conservación.

Lavable siempre que se asegure su correcto secado.

Ahorra energía ya que gracias a su poder aislante podrás bajar la calefacción unos grados.

Incorpora bolsa con asas con tejido algodón 100% para su correcta conservación y transporte.

Incorpora fichas técnicas de información.

Que es el plumón y la pluma?

El plumón –también llamado duvet– crece debajo de las plumas que cubren el pecho y la barriga de las aves acuáticas. Está formado por un núcleo prácticamente invisible con miles de finísimos capilares como la seda dispuestos en todos los sentidos y planos posibles formando una preciosa maraña. El plumón es el material más adecuado para ser utilizado como relleno de nórdicos, y sus magníficas cualidades termoaislantes con muy poco peso, lo hacen destacar por encima de cualquier otro material natural o sintético.

A diferencia del plumón, las plumas están formadas por un eje central ligeramente curvado, el raquis o “cañón”, del que salen finísimos filamentos en un único plano y en direcciones opuestas. Comparativamente con el plumón, es un material bastante más pesado, de tacto poco agradable y con muy poca capacidad termoaislante.

Un buen nórdico debe estar relleno de plumón, no de pluma.